martes, 2 de marzo de 2010

Gracias María, 
María del juicio perdido, 
María de las horas detenidas. 
Recuerdo esa noche, fue mi decisión conocerte a oscuras, a escondidas. Mientras la gente sana descansa, los enfermos cavan agujeros, donde meter su cabeza, ahogando ahí sus chillidos, sin molestar a los que duermen, solamente el Diablo, desde abajo, los mira satisfecho. La primera vez, sin ceremonias de por medio. Testigos: luna, estrellas y silencio total en los cielos. Recibí instrucciones previas, precisas, de un avezado amante tuyo. Con mano temblorosa te conduje a mi boca, tu cuerpo encendiéndose. Te besé profundamente, muchas veces; retuve tu sabor, contaba mentalmente, mi corazón se volvía loco, de nerviosa expectación. Despedí un poco de tu esencia, bruscamente; sentado sobre un montón de basura, sentí mi ser entero, entregándose a ti. Te sostuve entre mis dedos, viendo como ardías, consumiéndote. Apuré otro beso antes de tu extinción, eras ya en ese momento dueña de todas mis alteraciones. Aturdiste mis sentidos. Me apabulló el miedo acompañándose del frío, dejé que mi ser cayera al piso, abracé mis piernas, asustado como un niño. La brisa húmeda de verano regalaba sus caricias, tu espíritu rondaba en mis adentros, enloqueciéndome. Por un inquieto ensueño fui transportado insignes momentos; todo era mejor, la luz más brillaba, mi vista abarcó kilómetros de distancia, atónito escuché la voz de la nada, mi latido se unió al pulso del universo.
Llamaradas fantasmales cruzaban el firmamento, ánimas sin consuelo elevaban sus plañidos desde el infierno. Placer y miedo. Me levanté para danzar tus ritmos. El aire mecía mis miembros como un muñeco de titiritero, me hacía pedazos, me revolvía y de nuevo compactaba mi quebrantado cuerpo; caminaba de puntillas sobre un inestable suelo, quería volar, me presentía ingrávido, buscaba la salida del otro lado del agujero. Un agudo grito alarmó a la noche, ella quiso cubrir a las estrellas con un manto más oscuro. El desorden derrotaba poco a poco la impasibilidad celestial. Tétricas sirenas de ambulancias, lastimeros aullidos de perros callejeros, cacofonía de grillos desquiciados, in crescendo, el pitido de un tren derruido, aves de hierro ensordeciendo desde arriba, mezcolanza de ruidos y destellos, cegadores destellos. Choque de oscilaciones incontrolables, rebotes en retroceso sin sentido, átomos y planetas perdiendo los ejes, sin puntos relativos. Después de unas horas-años luz, el escorpión arremetió contra mis sienes, flagelando mi mente embotada. Pude verme, en los últimos instantes de tu dominio, los ojos abismados, árida la boca, un organismo entero entumecido, ambigua mueca en un rostro cetrino. El incipiente sol me provocaba escalofríos.
Arrastrándome, logré llegar a mi lecho, buscando desesperado, el sosiego inmerecido. 
Adiós, 
María de los caminos borrados, 
María del fuego prohibido.

10 comentarios:

Jose Antonio dijo...

Es difícil hacer un comentario ante la cruda e impactante descripción, llena de crudeza y belleza al mismo tiempo... demasiada intensidad a estas horas de la mañana, Pherro.

Impresionante una vez más, tus relatos, tus vivencias... TÚ MISMAMENTE de nuevo, Pherro.

Un abrazo.

Marisa dijo...

Sin palabras me dejas..., todo un derroche de pasión para entregarse a esa señora tan fea...Pero está bien no tenerle miedo.
El relato digno de que te lo publiquen en algún libro.

Saludicos

Taxi Driver dijo...

No sé porque todo lo malo se nombra en femenino, si somos lo mejor de la creación. No dejes que esa maria te lleve por la calle de la amargura.

Un abrazote compi.

la MaLquEridA dijo...

Todas las Marías tenemos algo de ángeles y demonios.

MIN... dijo...

Me ha gustado mucho el relato, me resultó caótico al leerlo tratando de encontrarle sentido, una y otra vez girando junto con tus palabras.

Al final me ha dejado una sensación de inmenso alivio de estar sentada en mi ofi frente a la pc, leyendo, estática, fuera del caos que describes...

Anónimo dijo...

NEL CARNAL, NO ME VUELVO A IR, PERO ESO DE IRME AL CARAJO, YA VALIÓ EMES, PORQUE DESDE ALLÁ ESCRIBO, QUE NO SE NOTA?

sABES CUANDO PROBÉ LA MOTA POR PRIMERA VEZ, RECUERDO QUE ESTABA VIENDO THE WALL, Y NO ME DÍ CUENTA PERO LLEGÓ UN MOMENTO EN QUE LAS VARIACIONES TONALES LAS PERCIBÍA COMO DESTELLOS DE LUZ Y LOS DE ANGULOS DONDE TERMINABAN LAS COSAS (ANY ONE)EMANABA UN HUMO SIMILAR AL DEL CIGARRO, DESDE ENTONCES, CADA VIERNES VIAJO CON UN MUSICO DIFERENTE, POR CIERTO, EL SÁBADO ME CASO, NENORRAS, PONGANSE DE LUTO

EL BIBLIÓFILO

Taxi Driver dijo...

Me paso a dejar mi besito de buenas noches.

Que tengan buen dia.

Muakssss

NTQVCA dijo...

Disculpa que no sea solemne con tu escrito, pero no he dejado de sonreir desde que comprendí de que se trataba, es más ahora que escribo esto me rio, dos experiencias terribles de haber porbado a la dichosa Mary Jane, me dejarón una por curiosidad: besar a uno de los mejores amigos de mi hermano que ni siquiera me gustaba, lo bueno fue deshacerme al otro día de él, eso si, que bien que bailamos toda la noche (sin dobles sentidos); la otra, una fiesta que hice donde se me ocurrio invitar a alguien que acababa de conocer y resulto que alguien saca su cigarrito y yo muy liberal fumo frente a mi invitado, cuando lo busque ya se había ido.
Dos razones para no intentarlo otra vez.
Saludos Dear Pherro.

Fernando Manda dijo...

El bajón esta cagadisimo... no se fumar jajaja pero me he dado vuelo con los humasos de mis compas :S
prefiero el alcohol... También te pone buenos trips.. jajaja ok no es cierto...
"Mery Jane eres mi vida, vida perdida por la mujer y la bebida, estoy mal pero soy feliz"
Paz.

Atalaya66 dijo...

paso a desearte un feliz fin de semana pherrito,y deja a esa mujer,esa Maria no te conviene
vive la vida
vívela bien
besa a viente
y tírate a cien
jejejeje,no venia a cuento pero akí lo dejo

besikos....