lunes, 7 de junio de 2010

Guardándome las ganas, estrangulo el ingenio, despreciando la iniciativa le resto posibilidades a mis perspectivas. Traicioné mi destino, llenando los días de pura desidia. Indicios de ánimo, esperanza y alegría, opacados diariamente por la densa pesadumbre de mi apatía. Desprovisto de valor, la vida no puedo amar. Soy el pez que no quería mojarse. Contradictorio. Renuente a renunciar a mis deseos; la virtud trastocada a vicios. Promesa del ayer, Don Nadie hoy ¿y mañana? Harto de vivir las viejas glorias ajenas.
El licor no mata penas ni las torna más amenas. En el cementerio del olvido, regándolos de reproches, he sepultado mis ilusiones y proyectos; en tabaco y alcohol evaporé mis buenos sentimientos. Vago laberintos olvidados, topándome con animas errantes y perros extraviados; perdidos estamos todos, sin estrella.      ═╦╩═╬═╦╩═╬═╦╩═╬═╦╩═╬═╦╩═╬═╦╩═╬═╦╩═╬═╦╩
La soledad ya es rutina, monótona compañía, sucediéndose los días, grises sin alegrías, casados con la apatía. Aletargado prisionero del hastío, con semblante mortecino, vacío de sentimientos. Autómata temeroso de lo inminente, titubeante en la espera, por miedo malgasta el tiempo. Inquilino del ayer, sin poder dejarlo atrás, al fin es pasado, no revivirlo, ¿para qué volver a pensarlo, sentirlo? Obstinado en cargar con ese pesado legado, viviendo a el atado. Recuerdos distorsionados, se acumulan desordenados. De repente se hacen presentes, desafiantes asfixian la conciencia, causando impaciencia. Es sin duda una abultada carga, lo que paso y no tomamos, lo tomado sin provecho y el hecho del fracaso.     
╩╦╩╦╩╦╩╦╩╦╩╦╩╦╩╦╩╦╩╦╩╦╩╦╩╦╩╦╩╦╩╦╩╦╩╦╩╦
Tengo un recuerdo de mi niñez, en ese tiempo no temía, el futuro era una palabra de la cual ignoraba el significado. Mi sueño siempre velado por la ternura; los deseos se realizaban casi al instante, eran simples y no llevar a cabo alguno no indicaba un fracaso. Con inocencia pueril, sólo me ocupaba en divertirme, comer y dormir, las tareas no eran una carga. Ahora el aburrimiento es cotidiano, mi apetito va de la gula a la indiferencia, sin placer; paso noches enteras insomnes y algunas veces en tortuosos sueños me debato. Trastornado en infinitos e inservibles pensamientos, los mantengo a pesar de hallar salida, pues le he tomado gusto a la amargura de vivir perdido.       ╩╬╦╬╩╬╦╬╩╬╦╬╩╬╦╬╩╬╦╬╩╬╦╬╩╬╦╬╩╬╦╬╩╬╦╬╩╬
Muchas veces he traicionado mis principios, no obstante me reivindico con manidas justificaciones, para continuar en el equívoco. Reptando como animal inmundo, guardando intactos mis pensamientos más profundos, negándome a seguir los caminos conocidos. No atesoro herencias, ni puedo poner precio a mis experiencias. Dudar es perder tiempo. Incertidumbre y certeza, todo tiene contraparte. Paraíso me aguarda al final de mi sendero; veleidosamente le doy la espalda, andando otros rumbos de vicio, deleite y falsedad.
Dolor, vergüenza y llanto me devuelven maltrecho a la senda, arrepentido. Inseguro reanudo la marcha.   
╬╦╩╬╦╩╬╦╩╬╦╩╬╦╬╩╦╬╩╦╬╩╦╬╩╦╬╩╦╬╩╦╬╩╦╬╩╦

13 comentarios:

Bruja Bonita* dijo...

Querido Pherro:

PrimeraSSSSSSSSSSSSSSSS:

Para mi esto que plasmas en tu blog, es lindo, bello, me llena, me agrada, tienes facilidad para escribir, yo no puedo lograr hacerle una poesia al Amore Mio, soy torpe para eso... TE FELICITO HARTO!!!.

Besos Brujos*

la MaLquEridA dijo...

Creo que ya somos dos azotados, que recuerdan el pasado y lo atan con hilos de seda para no dejarlos escapar.

Nos tiramos para que manos amigas nos ayuden a levantarnos.

Hoy encuentro muchas similitudes contigo Pherro.

María Beatriz dijo...

Sólo vive de a un día por vez, de a una hora por vez si es necesario..la vida se encargará del resto...Todo pasa,Pherro, lo bueno y lo malo...el tiempo suturará todas las heridas.

Un beso
Maribe

MARIOGDECONDICION dijo...

Ey perritooooo, saludos y aver si algún día, pescamos juntos a orillas del Uruguay, saludos y hasta la proxima.

Crónicas Urbanas dijo...

Hola amigo Pherro:

Si de azotes se trata esto, dejen a la vida hacer lo suyo, que a veces nos azota y otras no tantas. A menudo azota demasiado, pero suele haber siempre una palabra amiga que nos acompaña, o una mano que nos sostiene.
Todo pasa, para bien o para mal.

Para eso nos leemos, para acompañarnos.

Saludo y cuídate, que para algo te han puesto acá.

Daniel.

maltissa dijo...

Qué bien escribes Pherro. Me identifico con muchas cosas que dices, son cosas que están en nuestra condición de personas. Lo difícil es plasmarlas con la sinceridad tan brutal con que tú lo haces. ¿Te he dicho ya que escribes de maravilla? Un beso.

PHERRO dijo...

Aplícate y veras que no eres torpe. La neta tus palabras me animan hartísimo, Hechicera Sexy.

No me azoto ni me tiro, nada más son recuerdos en simples textos, por supuesto que nos parecemos, somos humanos Querida La Mal.

Ya son cicatrices, recuerdos de situaciones pasadas y vivo como dices, por hora, por día, mi trabajo influye mucho en la forma en como vivo, actualmente la vida. Beso también querida Maribe.

Me gustaría mucho pescar, sólo espero que por allá no suceda un derrame de petróleo, si no seguiremos pescando frustraciones compadre.
Dídicil decisión la que has tomado, ojala un día te vuelvas a hacer presente, cuídate mucho Mario.

Estimado Daniel, tu compañia es invaluable.
En estos textos, se refleja mi visión de hace algunos años, debido a lo que vivía en esos días por mi situación personal, pero diré lo de siempre, son eso simplemente, textos. Sigo empecinado en saber para que estoy acá.

Gracias Maltissa, nos identificamos porque a fin de cuentas tenemos el mismo origen (aunque no sé cual sea) y además latinos, sufrimos los mismos males. Me halagas, beso también, querida Maltissa.

Un fuerte abrazo, con pocas palabras y mucho afecto, mil gracias a ustedes por dedicar un poco de su tiempo para alimentarme, cuídense mucho, nos seguimos leyendo.

Champy dijo...

Hijos....

Comentar a lo ..... no se. deja te imprimo y estudio.... tas cañon.

2046

Anónimo dijo...

Me quede con pocas palabras, interesante (casi nunca me sucede). Saludos. Selenhe

Anónimo dijo...

Tengo claro que escribimos para que nos lean (no me refiero a nuestros textos, sino a nosotros, los entes escribanos).

Es el yo quién se pasea frente al lector, hace gestos y movimientos para que el lector tenga una opinión. Es por ese yo que el escribano escribe lo que escribe.

Sucede algo simpático, el escribano no escribe algunas cosas, o quizás piensa que no lo hace, y sin embargo el lector viene y las lee, entonces, la escritura y la lectura se vuelve una confrontación de intereses; pero cuando coinciden, el ejercicio es mágico y nace la poesía.

Sucede también que cuando no hay coincidencia se forma una magia inversa; el voyeur se envuelve en el misterio el cual por momentos le produce disgusto; a otros les será indiferente; al que ama la literatura, lo trasladará a mundos y situaciones diversas.

Vine a leer como amante de las letras y hubo magia

Envío un pestañeo.

PHERRO dijo...

Ya vas carnal, eres bienvenido cuando quieras, mi buen Hongo Letrado.

Sí me he dado cuenta de que es usted una mujer de soltura al escribir, Luna Que Retorna.

No concuerdo en todo contigo, pues cada uno imagina cosas distintas al escribir y al leer. En lo que sí estoy de acuerdo es en que amar las letras produce magia, Anónima de los Parpadeos.

Saludos y abrazo a ustedes 3, cuídense, piensen positivo y transmitan buena vibra. Nos seguimos leyendo.

Kózmica dijo...

En estos momentos estoy sintiendo mi infancia y por fin la entiendo. Con los "problemas" tan grandes que vive mi sobrina de 8 años día a día y verla llorar al no poder contrarlos me doy cuenta que no nos detenemos a disfrutar de las etapas de nuestra vida, siempre nos preocupamos, a la edad que sea. Hoy quiero disfrutar la mejor etapa de mi vida pero creo que las ganas de martirizarme solita no me permiten hacerlo.

Saludos carnalito

Pherro dijo...

¿La vida es difícil ó nosotros la complicamos?
Nos preocupa lo que no tenemos, lo deseado, no llenar las expectativas de los demás, el futuro, los errores cometidos, las consecuencias.
Carnalita, disfrutala, no permitas al exterior ensombrecer el sol que esta por venir a tu vida.
¿Sabes?, no me importa el hecho de ser extraños, prendí una veladora y pedí por ti, por tu tranquilidad y por la vida que en ti vive.
Cuídate mucho, un fuerte abrazo, con respeto y afecto.