domingo, 10 de octubre de 2010

La batalla es constante, con algunas pausas, forzadas por las mismas costumbres y el cambio de elementos para continuarla.

Por un lado, el que ha sido elegido como blanco de los sostenidos ataques, un Animal imperfecto, limitado; por fuertes razones no considera dejar el campo de batalla y es su presencia el motivo de que las Fuerzas Aéreas no cesen las incursiones.

La parte ofensiva, las F. F. A. A., es su naturaleza atacar, la supervivencia de su especie, están diseñados para irrumpir en cualquier lugar y lograr el objetivo a pesar de tener minúsculo tamaño; no importa si es a plena luz del día o en completa oscuridad, distinguen fácilmente cualquier distracción del blanco, su única desventaja es no poder ejecutar en silencio, compensan este pequeño defecto con una asombrosa rapidez, a veces indetectable para los radares visuales de la víctima, estos enemigos se mimetizan con la luz al realizar exactas evoluciones de reconocimiento y asalto, -además su vibrante aleteo confunde los sonares- se esconden, vuelan bajo, coordinados magníficamente para confundir a la presa.

****************************************************************************

Lo dicho, el Animal se encuentra en el campo de batalla, abstraído en alguna labor, prácticamente inmóvil bajo la luz eléctrica, únicamente sus manos están en movimiento, hasta ahora resiste pacientemente las punzantes agresiones de las F. F. A. A. Ellos acometen sobre toda superficie descubierta, firmes sacudidas del objetivo les obligan a retirarse brevemente, alzan el vuelo esquivando algunos intentos de ser eliminadas.

El organismo ha sido dañado en varias zonas, hace un rápido inventario de las secuelas y se dispone a contraatacar, provisto exclusivamente de su ira y una pesada arma larga, ataque defensivo es su estrategia, pero priva el desorden en su intento. Ha caído la noche y debe procurar descansar, sus radares se comienzan a entorpecer, facilitando las maniobras del enemigo.

Se prepara a recogerse, cubre todo su territorio con una gruesa capa que lo protege del frío y del acosamiento de los pequeños kamikazes, está consciente de que en cuanto quede a oscuras y cubierto, su cabeza será blanco fácil para los sedientos suicidas. Se concentra en conciliar el sueño, sin embargo vuelven a la carga, en libertad, aliados a la ausencia de luz, planean zumbando temerariamente a ras de piel.


******************************************************************************

Imposible resistir el asedio sin perder la paciencia. El Animal se levanta intempestivamente, blandiendo ridícula saeta, enciende la luz, los ubica, aporrea el aire, chusco e iracundo esgrimista sin tino. Las F. F. A.A. se dividen, unos replegándose mientras otros audaces continúan las embestidas. Poco a poco el Animal se despabila, animado por la desesperación logra dar caza a uno de los raudos elementos, sus radares funcionan ahora en óptimas condiciones, conoce bien el campo de batalla y comienza a recorrerlo ágilmente; al verlo en movimiento las Fuerzas Aéreas retroceden buscando escondrijos, sin embargo el escuadrón de dípteros no sospecha que este ha sido su último avance. El Animal logra asestar certeros golpes, la sangre queda untada en techo y paredes; ve caer lentamente los cadáveres que cazó al vuelo, diminutas y prodigiosas anatomías, pero en exceso hostigantes; diezmadas por la violencia del primitivo cazador que vive en el Animal, huyen desorganizadamente. Cerca de terminar con sus enemigos, redoblando saña y precisión, sin tomar respiro, decidido a terminar su dantesca obra, enardecido busca en todos los rincones, emboscando implacable a los supervivientes de las F. F. A. A.

*****************************************************************************
Después de la fragorosa reyerta, nuevamente a oscuras, completamente en silencio, ya restablecida su respiración, se toma unos momentos para cerciorarse de que los ha exterminado y satisfecho se dispone a dormir.

-Zzzzzzzzz

-Zum, zum, zum…

-¡Maldita sea!...

18 comentarios:

La Diabla dijo...

Los odio!!!!!! jajajaja ilustrativo el relato! me gusto!!!

la MaLquEridA dijo...

Jajajja ¿el Animal también lucha contra los mosquitos?, jajaja me gustó más tu relato que el mío de hace unas semanas jeje.



besos.

María Beatriz dijo...

Jahajahaja! Me encantó! Son insoportables!jajaja

Besos

Tripulante del Yorikke dijo...

¡Hola!

¿Es una alegoria de la vida?

Saludos y Felices Sueños, (prendele al raidolito).

PHERRO dijo...

¡¡Muchas Gracias, Público Conocedor!!
La satisfacción de leerlos aquí se siente Endiabladamente, Malqueridamente, MarBeamente y Villanamente requetebien.
Un afectuoso abrazo, cuídense, luego nos leemos.

Hecate dijo...

Jajajajaj eso no me lo imagino.....hasta que te lo leo.
Saludos ocupados pero con mucha admiracion a vuestras letras.
Un abrazo.

inma alascio dijo...

Muy bueno amigo Pherro, muy bien descrita la lucha ancestral del hombre contra los pequeños dípteros que cada noche veraniega nos vampirizan dejando su picante firma en nuestra piel.
Curiosamente desde que tengo en casa a mi gatita "Picas", así se llama mi minina, no he visto un un solo mosquito en toda la casa, y las pobres moscas que han osado entrar en nuestro ámbito, han perecido a manos, digo a garras de Picas.
Felicidades amigo Pherro, me encanta tu manera de "decir" las cosas.
Nos vemos por aqui.
Abrazos.

Champy dijo...

Cabe la Solidaridad?

Que es lo que percivo?

2046

PHERRO dijo...

Yo te saludo con harta holgazanería, Amiga Luna y te admiro también.

La imaginación pica más que los mosquitos, Amiga Inma; creo que no sería buena idea que yo tuviera un gato, digo, por falta de espacio. Y tienes mucha razón con eso de lucha ancestral, pues el sabio Aristóteles se ocupa de ellos en alguna de sus obras, por supuesto científicamente, no como yo, burdamente.

Claro que cabe, siempre tendrá cabida, Amigo Champy Breve.
No sé, Tú dime.

Abrazo con afecto a us-tres-des, que les vaya muy bien Amig@s, cuídense, luego nos leemos.

Antony Sampayo dijo...

Saludos, Pherro.

Describes literariamente, con soltura y gracia, el aleve ataque de esos molestos insectos, que nos has traido a lolargo de la historia mortales efermedades; las más comunes: Paludismo Y Dengue.

Abrazos.

Champy dijo...

Noooop.

No quiero ensuciarla en tu espacio, por respeto a ti y a tus amigos.

Cuidate un chingo.

2046

inma alascio dijo...

Querido Pherro, cualquier cosa menos burdo, imaginativo, interesante, inteligente, idealista, inconformista, ingenioso, romántico, emocional, tierno, y a veces hasta irreverente con los estatus establecidos, quizás no muy científico, pero nunca, nunca, burdo.
Abrazos afectuosos y por aquí nos leemos.

PHERRO dijo...

Lo intento Antony.

Amigo Champy, mi no entender ni maíz.

Me lo voy a creer Amiga Inma, jajaja.

Gracias estimadísimos Amig@s, una satisfacción muy grande poder mantener esta comunicación. Cuídense, que les vaya muy bien, luego nos leemos.

inma alascio dijo...

Creelo, es cierto y es mi visión.

Abrazos.

Kózmica dijo...

Hola Carnalito...un gusto volver a las andadas. Te leo poco a poco así como a todos los blogs que sigo.

Un abrazo y mil gracias por estar al pendiente :)

Antony Sampayo dijo...

No seas modesto, lo haces bien.

Abrazos.

PHERRO dijo...

Sólo porque Tú lo dices; quizá me menosprecio, pero creo que no debo tomarlo tan en serio, de cualquier manera sentir ese aprecio, es una gran satisfacción, Amiga Inma.

Carnalita, da gusto saber que están bien Kosmikid y Tú, espero que pronto le agarres el ritmo a la locura de la rutina.

Un afectuoso abrazoMujeres Divinas, cuídense, que les vaya muy bien, luego nos leemos.

PHERRO dijo...

Entonces seguiré intentándolo Antony. Ya me puse al corriente con la historia de los Pajoy, espero la próxima entrega.
Cuídate Antony, que te vaya muy bien, luego nos leemos.