lunes, 1 de noviembre de 2010



Otra rola de "Rockdrigo", adecuada para estos días, en los que México entero celebra a sus muertos.
Donde quiera que sea, mejor se encuentren:
Daniel Hernández,
Enrique Arochi,
Epigmenia Serrano,
Hesiquio Jaime,
Teodora Ramírez,
Rodrigo Huerta,
Lourdes Vieyra,
Ivette Rivera,
Erasmo Huerta,
Javier Huerta,
Francisco Huerta,
José Huerta,
Calixto Serrano,
Ramón Serrano,
Sirenia Serrano,
Candido Monroy,
Rubén "El Poochie",
Alberto Montes de Oca
y por supuesto
Rodrigo "Rockdrigo" González.
♪♫♪♫♪♫♪♫♪♫♪♫♪♫♪♫♪♫♪♫♪♫♪♫♪♫♪♫♪

Un dormir eterno sin sueños.
Hacerse polvo irremediablemente.
Volver a donde nunca nos dimos cuenta de haber partido.
Partir cerrando los ojos, débil la voz, en medio de consternación, olvidados o en el paredón.
No quiero sentir que muero, no quiero temer morir, no mueran mis sentimientos mientras yo siga viviendo.
Tal vez con la edad se vaya el miedo, que me hace estar atento, por lo menos cuando estoy despierto, andando hacia una muerte sin fecha, sumando edad, errando, reprochándome, aprendiendo a resignarme; ya cuando llegue mi último momento, deberé morir sin sufrir.
La muerte trae el final mas no avisa, sea que lo tomemos con calma o nos movamos aprisa; dilapidando en amarguras la vida o exaltándola entre festejos y risa.
Condena inevitable, quizá por eso nacemos llorando y crecemos ensayando formas de regocijarnos, aprendiendo lo indicado.
Muerte es un puente entre sentirte y perderte sin referente.
El hombre pregunta, intenta disipar sus dudas, fuera de lo conocido un silencio inconmensurable le circunda, es la muerte que no responde ni duda en callar al hombre y sus preguntas.
Dicen que es necio ocuparse de este pensamiento, en tanto dura el aliento, porque se desperdicia el tiempo, pues de ese evento, ningún mortal está exento.

12 comentarios:

Tripulante del Yorikke dijo...

chido...

Ojala (pero así no será) no dejemos nada por hacer y morir sea sin dolor...



Saludos.

inma alascio dijo...

Amigo Pherro, de nuestra muerte es de lo único que estamos seguros en nuestra vida, a todos llega y a todos iguala, al rico con el pobre, al guapo con el feo, al listo con el tonto, al valiente con el cobarde, con ella estamos todos inermes, cuando llega, llega y no hay negociación posible.

Por mi profesión le he visto la cara tantas y tantas veces, que ya no me da miedo, es una vieja conocida, llega sin avisar, o poniendo una larga alfombra roja anunciando su llegada, en cualquiera de los casos, tanto si no la ves venir, como si la estas ya esperando, no es mas que una liberación de esta etapa terrenal.

Yo quiero pensar que después de esta, hay otras, si no, ¿para que tanto sufrimiento pasado?.

Aprendí a vivir sin pensar en ella, ya llegara cuando llegue, mientras tanto disfruto del viaje.

Abrazos y por aquí nos leemos.

María Beatriz dijo...

La muerte es lo que hace que la vida sea valiosa.
Mejor no pensar. Ya sabemos el final de esta historia...Como dijo Inma, disfrutemos del viaje.

Un abrazo
Maribe

Mariposa Errante... dijo...

Querido Pherro:

De la muerte es tanto nuestro temor, sin embargo, desde que venimos a este mundo traemos esa invitacion especial, y ademas personalizada, es el unico evento al que no deseamos asistir...

Besos enormes para ti.

Mariposa Errante.

Antony Sampayo dijo...

Hola Pherro.Me gusta como fabricas tus versos en forma ascendente, hasta en un réquiem demuestras tu versatilidad. Y tienes razón, ¿para que temerle a la muerte si siempre llega?
Abrazos.

Crónicas Urbanas dijo...

Hola Pherro:

Mirá, me gusta mucho tu forma de escribir.
Pero en éstos días se ha hablado tanto de la muerte, que prácticamente no opiné en ninguno.
(Por aquí tuvimos una "muerte anunciada", lamentablemente).
MB me explicó el otro día lo que significaba para los Mexicanos el día de Todos los Muertos, como una especie de culto, tutéandola sin miedo.
Me asombra, pero no de mala manera, al contrario.

Saludos.
D

PHERRO dijo...

Pues esperemos que así sea, Villano, pero depende de cada uno, creo, jajaja.

Pues podemos pensar lo que queramos cada quien, pero no tenemos certeza de nada Amiga Inma, pero como ya me he aburrido de devanarme los sesos tratando de no acongojarme, me quedo con estas palabras tuyas: "mientras tanto disfruto del viaje".

Otra manera de asumirlo Maribe, pero no creo que tenga algo de malo pensarlo, además da tema para escribir, quizá desagradable, pero tema al fin. Hagamos caso a Inma pues.

Alas Errabundas, aunque todavía me resisto a aceptarlo, quiero asistir para saber que pasa después de la vida.

Sin remedio Antony; ya encontraré la aceptación libre de cualquier sentimiento negativo.

Lamentable cualquier muerte, descanse en paz Néstor Carlos Kirchner.
Pues sí Daniel Crónista, esa tradición data de muchos años atrás, se conjugaron las creencias de nuestros antepasados aztecas con algunos ritos de la religión católica, traída por los conquistadores españoles; cada pequeño pueblo de México tiene su manera muy partícular de recordar a sus difuntos los días 1 y 2 de noviembre; ahora también se mezcla un poco con el halloween, pero no se pierde ni se desvirtua. Ojala alguna ocasión tengas la oportunidad de venir a México en estas fechas y ver las grandes ofrendas y las actividades que se desarrollan en los panteones, para mantener viva la memoria de "los que se nos han adelantado en el camino".

Un abrazo lleno de vida y esperanza, para cada uno de ustedes, apreciados compañeros virtuosos. Cuídense, que les vaya cada día mejor, luego nos leemos.

pequeñita dijo...

se supone que algun dia debemos llegar a ese momento, aun que por mas nos querramos aferrar a los recuerdos y a los sentimientos diarion, va a ellar un dia en que no sabremos que sera de nosotros despues


Besos!

Implicada dijo...

¿Son tus muertos los que mencionas?
Amén por ellos.


Desde hace tiempo siento que vivo al hilo, como si la muerte me pisaran los talones. A veces me asusta, pero la muerte y la vida andan detrás de mí, empujándome y animándome.

Un abrazo vital.

PHERRO dijo...

Pues concientemente no, pero se supone que en otro estado sí, ¿o no Pequeñota?

Sí, algunos Involucrada. Amén.
Se me hace todo tan raro y no puedo dejar de pensar en ello, pero no llego a nada productivo. Son inseparables, me parece; quisiera sentirme como Tú, empujado y ánimado por ellas, no temeroso.

Cuídense mucho ustedes dos, Mujeres Vitales, que les vaya mejor cada día, luego nos leemos.

Champy dijo...

Yo no se...

No la conosco jeje.

De entrada....creo que no le temo.

Le temo al sufrimiento, y ahí si me declaro cobarde, mi umbral es rebasado por solo ver un niño con hambre......pero a la muerte...no.

Esa me la pela, o se la pelo mejor dicho pero no le invierto tiempo.

Te recomiendo El sabor de la cereza...buscatela por alla con un puestero de pirateria frente a la Cineteca.... igual y me entiendes, igual y te decepciono, pero ahí, Kiarostami la enfrenta como es debido.

De frente.

2046

la MaLquEridA dijo...

He llegado al punto en que ya no le temo, si de todos modos me va a llevar no debo mostrarle miedo.