lunes, 29 de noviembre de 2010

Quisiera ser libre e ir a cualquier lugar, sin reparar en el esfuerzo, la distancia, indiferente a la soledad, viendo desde lo alto, exento de remordimientos, lo que dejo detrás. Ya sabes, como las aves. Mi valor se crezca ante la noche, los caminos ciegos se abran a mi paso, alejándome sin pena de lo bueno y lo malo, ni más rico, no más pobre que al dejar de desear, ha de ser mi fortuna poder llegar a cualquier lugar, carente de identidad, prejuicio o vanidad, desvergonzadamente pasar, sentirme a gusto al pasar, sentarme a degustar el ver pasar. Que todo siga yéndose aprisa y no me invada la irracional ansia de acelerar, olvidando lo elemental, empecinado en perseguir esas cosas imposibles de alcanzar. Quitarme el peso de querer tener, pero poder satisfacerme, retener sólo el aliento, la vista clara al hablar de lo que veo, hasta que mi cuerpo compruebe que aún en clima cálido, debajo la tierra es fría. Reír sin exagerar, no esconderme al llorar, disfrutar frugalmente hasta lo que consideraba trascendental, pues ninguna ambición se completa cuando la razón va repleta de impaciencia y desazón, se me amargaba el corazón, antaño, por la obsesión de lograr aparentar, pensaba que obtendría con la opulencia educación e inteligencia, paupérrimo atlas empeñado en avanzar sin decencia ni experiencia, sufriendo algunas vergüenzas por conducirme con soberbia, desdeñando las lecciones de templanza y humildad, que a pesar de mi insolencia, me dispensaron con amor, en la caprichosa infancia, entre familia y escuela.

Ausentarme sin avisar, las deudas saldar, el trabajo terminar, no portar corona ni arrastrar grillete, sólo de ida pagar el billete, espero que en cualquier sitio las bendiciones de mi Madre me alcancen y se revelen oportunamente los consejos de mi Padre; andar sin dudar por todas partes, aprendiendo nuevas artes, correr con los ríos, abandonarme en mares, extraviarme en ignotos parajes, parar sí es necesario las alas curar y nada añorar. Recordar que el lecho quedo preparado, por si un día el instinto decide el regreso al sagrado lar. Ya sabes, como las aves.

11 comentarios:

Champy dijo...

Independientemente de que sea auto o mero texto redactado por un escritor.... te sale bien.

Cabrón.

Ay varios versos cuestionables, pero cuestiones de personalidad, muy respetables.

Creo que todo se vale, y todo es todo.

2046

MARIOGDECONDICION dijo...

Y soñar, y soñar y soñar, que todo este mundo va ha cambiar...te acompaño soñando para ver si esto comienza a cambiar. ey hermano tienes Skype, si es asì agregame: Mario.Ruben.Altamirano, nos leemos y si se puede nos escuchamos.

Antony Sampayo dijo...

Como te dijo champy, te salio bien, eres bueno en esto de escribir Pherro y no me canso de decírtelo. Le sacas jugo extenso a todo.
Y si, ojala pudiéramos ser libres como los pájaros y marchar a donde queramos y sin ataduras, sin deudas ni compromisos, pero PHERRO, LA VIDA ES BONITA PERO TAMBIÉN DURA PARA LOS QUE NO TIENE FACILIDADES. Comparto tus pensamientos.

Abrazos.

inma alascio dijo...

¡Volar!, la gran ilusión del ser humano.
Esa sensación de liviandad, de libertad, surcar los espacios sin ataduras materiales, físicas o mentales.
La suprema sensación de ser uno con el cosmos y dueños de nuestros caminos, solo el horizonte en la mirada.
Bonito sueño, precioso deseo, magnifica forma de transmitirlo.
Abrazos Amigo Pherro, por aqui nos leemos.

la MaLquEridA dijo...

A veces se me olvida que tengo alas y me quedo esperando en tierra sin recordar que ahí están y que hace mucho no las uso.

Marisa dijo...

Ya sé que soy un poco cansina, pero tu maravillosa entrada me ha recordado la letra de una de las canciones de mi ídolo.


"Prueba a ser una nube, a flotar, alcotán sobre praderas.
Prueba a surcar ríos, a luchar por ellos,
A sentirte arcilla y caña de ribera.
Laurel en gota que espejea
Y errar cometa vegetal sin hilos
Prueba a surcar ríos aunque el agua solo llegue a tus rodillas
O te cubra y esté fría."

Genial Pherro, saludos

Ministry of Silly Walks dijo...

Un día o dos... un mes o varios... alguna vez, durante un año... pero no podemos irnos de esta vida sin probarlo.

todavia dijo...

Decir que quiero irme y hacerlo son dos cosas muy distintas, fácil la primera y harto dificil la segunda. Yo solo lo he hecho dos veces.

A veces doy la impresion de que lo hago seguido pero es falso: Siempre tengo guardado un boleto de regreso.

Tu Pherro, tienes mas capacidad de irte de lo que aceptas, pienso yo.

PHERRO dijo...

Ese Champy, agradezco que seas tan directo, Cabrón.

Compadre Mario, en el Taxi me sobra tiempo para soñar.

Antony, compartimos mas que pensamientos, algunas veces fallamos pero conservamos la ilusión de hacer algo bueno con lo que rescatamos.

Amiga Inma, cierro los ojos y vuelo, aunque no me despegue del suelo, vuelo y luego escribo.

Claro que las usas Querida La Mal, por eso cazas palabras que después sueltas y vuelan por si solas.

Marisa, no me canso de descubrir la grandeza de Manolo, por medio de ti.

Pues aunque sea unos instantes, ¡Masiiiiiita!, son suficientes, para dejarse llevar.

Tal vez Sr. Araña Viajero, por lo menos Tú ya lo has hecho; no creo que haya algo falso en ti.

Muchas gracias a todos por sus comentarios, son verdaderamente apreciados, si algún día por fin me largo, me los llevo en el equipaje; un gusto leerlos aquí y en sus blogs, cuídense, que estén muy bien y les vaya mejor cada día, luego nos leemos.

Tripulante del Yorikke dijo...

¡Que tal!

Oye... que así sea... me adhiero a tu busqueda...
Este estuvo "wenisimo". Yo a veces pienso que uno debierá ser mas estupido, más como los animales, los perros, sin memoria, sin preocupación anterior, sino solo la mirada e intención puesto en lo inmediato, y con ello mismo se ocupan de su futuro.

PHERRO dijo...

¡¡Ah, Villano!!
No había visto tu comentario en este post. Entonces ya la llevo de gane, porque soy bastante estúpido y muy animal, ahora sólo como, duermo y trabajo, jo,jo,jo. En fin.
Cuídate carnal, que estés muy bien y te vaya como necesites, luego nos leemos.