martes, 24 de mayo de 2011

Después de vagar por retorcidas veredas, siguiendo el incierto rastro de otros seres extraviados, en los días más oscuros y solitarios de nuestras vidas, cuando considerábamos mandar al vacío lo que pensábamos era una mísera existencia. La lluvia de tristeza calaba la osamenta, que encorvada, cargaba desanimada carne casi muerta. Sangre sin calor, mente en blanco, ojos apagados, manos cansadas, pies arrastrando viejas penas. Dos sombras fundiéndose en la oscuridad, dos grises corazones transfundiéndose mutuamente un latido disminuido que poco a poco se fue reavivando. No importa si es aburrimiento, carencia o lo cotidiano, mirémoslo natural, como al estar caminando y toparse a un extraño, en quien nunca antes reparamos, caras desconocidas con proceder ignorado. Ilusión que va creciendo mientras pasan los años y en un momento impensado, encuentra depositario. Solos, en este espacio atestado de banales aspiraciones y falsas necesidades. Solos, mordiéndonos con deleite, conociéndonos lentamente, en cada centímetro del abismo que decidimos compartir. Desnúdame, exhíbanse impúdicamente mis entrañables pasiones. A corazón abierto, si te place, explora en la raíz de la medula. Profáname sin recelo, hurga, conoce lo mío como si fueras tú misma, detén con esa firme mirada cualquier indicio de irracional vergüenza. Concédeme todo lo tuyo, me abandonaré a ti, no concibo otra manera. Despójame de mi habitual torpeza, viola delicadamente esta débil resistencia que se entrega, moriré sin darme cuenta, anclado a tu cadera. Instrúyeme en tu amor, quiero vivir por instinto aunque sea unos segundos, estando en ti soy aprendiz, obseso, de tu virtud y belleza. Exterminemos nuestros temores, indecisión, frustraciones, revolviéndonos frenéticamente en un abrazo de saliva y sudores. Si habremos de ofrendarnos en orgiástico holocausto, seamos más que una grotesca e indecente masa amorfa y sucumbamos sin miedo.

12 comentarios:

Mariposa Errante... dijo...

Querido Pherro:

Te dejo saludos...

Besos tambien.

Crónicas Urbanas dijo...

Hola Pherro:

Te he estado leyendo.
Parece un remolino oscuro.
No se me ocurre otra cosa.

Saludos cordiales, amigo.
Cuidate.

Pherro dijo...

Saludos y besos de regreso, Alas Errabundas.

Bien sabes que nada es lo que parece, Crónicas.

Salu-dos, gracias por venir y comentar. Cuídense, que estén muy bien y les vaya mejor.
Luego nos leemos.

María Beatriz dijo...

Sexo puro, sin vergüenza, sin miedo. Necesario, a veces...Sin saber lo que vendrá después.

Besos

inma alascio dijo...

Amigo Pherro, el miedo, el recato, la vergüenza y los complejos siempre han sido enemigos acérrimos de cualquier expresión amorosa o sexual.
Para disfrutar completamente de estas experiencias debemos liberarnos de ellos y acudir a estos magníficos eventos de nuestra vida ligeros de este tipo de equipajes.
Saludos Amigo Pherro, por aquí nos leemos.

PHERRO dijo...

Disfrutar y nada más, Maribe.

Malditos complejos que aprendemos desde la infancia y nos acompañarán toda nuestra vida, Inma. Pero a veces se pueden olvidar por unos minutos.

Salu-dos, gracias por venir y comentar, Hermosas Amigas. Cuídense, que estén muy bien, luego nos leemos.

la MaLquEridA dijo...

Caray PHERRITO esto si que deja salir imágenes eróticas y sensuales.

PHERRO dijo...

A´í no´más lo que marque el taxímetro, Seño.
Eso mismo pensé cuando lei tu post de hoy en Escribicionistas.
Cuídate Malque, luego nos leemos.

la chula dijo...

pherroooooooo no inventes que casi lloro que no vez que ando con un ala rota????

algún dia tendre un hombre que piense y sienta lo que tu expresas


un beso mi querido pherro

todavia dijo...

Con el escrito y la cancion me pase e un lado del espectro al otro. =)

Antony Sampayo dijo...

Tus frases cortadas son propias de un romántico empedernido, de un amante de las letras que estudia y planifica concienzudamente cada frase; hasta para decirnos que temes amar armas un lío.

Abrazos.

Pherro dijo...

Ya no llores, Chula, seguro que un día lo tendrás.

Como en la vida misma, Araña.

Hago lo que puedo, Antony.

Gracias a ustresdes por venir y comentar, es un gusto verlos aquí.
Cuídense, que estén muy bien, luego nos leemos.