domingo, 5 de junio de 2011

Quisiera irme en una tarde apacible, después de haberme alejado lo suficiente para ser olvidado por los que me conocieron y sintieron un aprecio por mí. Luego de una ausencia prolongada, cuando nuestros caminos se hallen tan distantes que las caras y las acciones sean un recuerdo impreciso. Deshacerme del apego, despojarme de deseos, encarar a la noche con el miedo palpitándome en todo el cuerpo, pero no retroceder ni lamentar nada. Aceptar que sencillamente todo acaba en la vida intermitente, en la eternidad suspendida. Sin embargo, aunque viejo, conservo la idea de escapármele al tiempo, negarle mis huesos, seguir mirándome, sin tristeza, en transparente cristal de soledad, cada vez más cerca de rendirme, abreviando el final, pues ahora cada paso es un pesado trabajo, un nostálgico adiós a cada cosa. Renuncié poco a poco a las palabras, para ir habituándome al silencio; risa y llanto los tuve muchos momentos en que fueron precisados; amor y odio, llenaron mi cabeza, calentaron mi sangre, me impulsaron a cruzar rutas que consideraba ajenas; errores y aciertos, disputaron mi balanza, pero ¿quién soy yo para juzgarme? si la falsa culpa puede absolverme o la excesiva indiferencia me lleva a condenarme.
Espero se me conceda mi último deseo, pues no quiero yacer bajo la tierra fría. Quiero sentir al vacío traspasándome, caer al abismo dando un grito, la boca bien abierta para tragarme la oscuridad mientras me engulle, sentir al gélido silencio arrancarme cada átomo todavía ardiente, percibir como se va dispersando la materia de la mente, hasta el instante final de la conciencia.

8 comentarios:

Mariposa Errante... dijo...

Querido Pherro:

PrimeraSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSS.

Ya le estas haciendo competencia a Amorphis, ja, es broma, lindas lineas.

Besos.

Respirando entre palabras. dijo...

No necesariamente debes irte para cambiar algo.
La oscuridad la absorviste completa.No crees que es hora de ir por el cambio, saliendo a la luz?
Besos

Pherro dijo...

Tendré que leerlo para saber si le hago competencia, Alas Errabundas.

R. E. P., me refiero al momento final, no que quiera o lo esté haciendo ahora.

Salu-dos, gracias por venir y comentar.
Cuídense, que estén muy bien, luego nos leemos.

María Beatriz dijo...

Hola Pherro:
Aunque uno se haya alejado lo suficiente para que no lo recuerden, aunque quiera retacearle a la muerte sus huesos y se haya acostumbrado al silencio,la Parca vendrá con su guadaña a la hora señalada.
¿Concederá deseos...? Lo único que temo es no poder despedirme de quienes amo.

Excelente final.
Un beso

inma alascio dijo...

Amigo Pherro,¿porque imaginar el fin cuando se esta a medio camino?, mejor vivir cada momento como se presente, sacar el jugo a las situaciones, y lo que tenga que venir.......que venga cuando toque, sin mas.

No recuerdo quien dijo aquella frase, Lennon creo, que se refería a que la vida es aquello que sucede mientras estamos preocupados por el futuro.

No creo que los finales, los auténticos finales, sean tan poéticos, demasiadas veces le vi la cara a esa invitada indeseable, así que Amigo Pherro, vivamos mientras podamos, y lo que tenga que ser, ya sera, y que tarde mucho.

Abrazoa Pherro, por aquí nos leemos.

Alma Mateos Taborda dijo...

Qué importante sería poder planificar el final, sin embargo sí podemos disfrutar a pleno de cada momento que vivimos. Conrado Nalé Roxlo dice en uno de sus versos !Sorprendida sepa el alma, que un paso atrás se le quedó la vida". Así es mejor, creo. Me ha encantado tu manera de escribir, tu calidad humana y tu talento. ¡Felicitaciones!Un abrazo. Te sigo.

Crónicas Urbanas dijo...

Hola Pherro:

Las he sentido esas palabras (algo recurrente cuando te leo), porque yo mismo alguna vez pensé en "desaparecer" (no hablo de suicidio ni de muerte, tampoco de un agobio familiar o afectivo).

Tal como soy, hasta confieso haber "ordenado" los papeles y las cuestiones formales.

En fin, siempre me hacés pensar.
Tan distante y tan parecido.

Lo he disfrutado, tenés una prosa excelente.

Saludos, amigo.

Pherro dijo...

Sólo concede un deseo y ya sabemos cual es, Maribe.

Pero ¿qué de malo tiene pensar y escribir aceca de ello, Inma? Hasta el final más miserable y anodino debe tener algo de poesía, si no es inútil todo esfuerzo hecho en vida.

Creo que tratamos pero no siempre podemos, entonces lo verdaderamente importante es tratar de hacerlo, Alma. Agradezo tus palabras.

Al fin de cuentas somos humanos y hay tantas cosas que nos conectan, que están dentro de nosotros, aunque a veces no lo sepamos, eso creo Crónicas.

Muchas gracias a ustedes por sus comentarios y por seguir leyéndome, es un gran honor tener un poco de su tiempo y atención.
Cuídense, que estén muy bien, luego nos leemos.