sábado, 26 de mayo de 2012


Aurora contempla la luna en sus momentos de más transparente palidez, desde ese impreciso momento en el que el sol inaugura un nuevo día.
Por la mañana, cuando el cielo ha clareado totalmente y la perla del firmamento se resiste a desaparecer, desvaneciéndose muy lentamente en el celeste infinito.
Los ruidos exteriores que invaden el encierro, no distraen la profunda meditación de Aurora, una joven que urde el plan perfecto para lograr escapar, nacer al mundo, desde ese útero insensible, atestado de soledades, inmenso espacio en el que Aurora ya no cabe. Desesperada imagina que al traspasar los muros tendrá un alumbramiento consciente, la reanudación de su aprendizaje, el reinicio de su viaje.
Las gruesas paredes son coronadas por garras metálicas, la única puerta tiene muchos ojos y oídos custodiándola, parece más un bunker que un hogar, sin embargo Aurora siente la certeza de poder dejar atrás, para siempre, ese infame lugar.
Aprovecha el cansancio de un guardia en la madrugada, es una gota de agua dejándose llevar por el mar, un suspiro en suspenso, mientras se acerca al último obstáculo que retiene su ansia de libertad; un universo antes inexistente se develará para ella, tendrá que matar para poder vivir, otra vez. Y la culpa se agolpa en su memoria, hace crecer su ira, pues Aurora no olvida que alguien murió cuando le era concedida la vida y las ideas trastocadas de una mente cautiva, le obligan a desgarrar un cuerpo que se interpone entre ella y la salida. Salta la sangre y se abre otra puerta, pero ahora no es recibida por luz, la boca negra de la noche amenaza con tragársela a ella y a su confianza.

10 comentarios:

Antony Sampayo dijo...

Destino inefable de Aurora, nacer para ser engullida por la noche, de nada sirve que un gran escritor la resucite post tras post, siempre volverá a morir.

Abrazos.

Chafirete Ruletero dijo...

Todavía no se sabe que será de ella, Antony; por lo pronto ha dado un paso hacia lo que ella supone es la libertad.
Cuídate, luego nos leemos.

fritzio dijo...

salir de noche, o a la noche, o por la noche

en la noche, aunque sea dia, solo se ven las sombras

y el nacimiento borda la los colores rojizos de la mañana florida, aún en el desierto

se remueve la última esponjosa nube coloreada antes que el azul presida

Chafirete Ruletero dijo...

La Naturaleza, la naturaleza de las cosas y lo antinatural, pero tan común que son las contradicciones humanas; todo mezclado en un momento y repetido en cada vida, durante la vida y sus ciclos, hasta que se acaba.
Saludos fritzio, cuídate, luego nos leemos.

la MaLquEridA dijo...

Vivir para morir y después nacer aplastando al siguiente.

Chafirete Ruletero dijo...

A algun@s les toco vivir de esa manera, Malque.
Cuídate, luego nos leemos.

Geraldine, dijo...

muy bonito lo que escribes,todo es a costa de algo,nada es gratis y las personas no terminan de entenderlo....

Chafirete Ruletero dijo...

Pues sería mejor para todos que existiera más nobleza, Geraldine; pero tienes razón, la vida compensa de una extraña manera.
Gracias por venir a leer y comentar; cuídate, luego nos leemos.

reptilio dijo...

me agrada la idea de mirar la luna y ver que nada es como uno piensa

Chafirete Ruletero dijo...

Pues sí, mi buen Valedor, una cosa es pensar y otra totalmente distinta accionar.
Cuídate, luego nos leemos.