sábado, 5 de mayo de 2012


… llegue cuando todo había comenzado ya, de hecho nadie recuerda absolutamente nada del principio, se dicen varias cosas al respecto, hay muchas contradicciones sobre lo que parece ser una sola situación. Infinidad de cuerdas penden en el vacío, no se miran los extremos de donde están sujetas, líneas invisibles en las que caminan o se cuelgan todo aliento, cada ser y las esperanzas, pobladores de esto que llamamos vida. Lo dicho, algunos avanzamos colgándonos, otros han dominado el paso firmemente y andan sin miedo sobre la cuerda, incluso brincan de una a otra a placer; hay quienes agarran varias cuerdas a la vez y las mecen con violencia, ya sea que estén debajo o arriba de la suya, no importa, han aprendido a controlar con un puñado de cuerdas, el vértigo de los demás. En ocasiones, alguien decide unir su cuerda a la de otra persona y después se van sumando otras a esa unión, es como un nudo que va recorriéndose a lo largo de días y noches, abarcando muchos cambios de estaciones, eventos premeditados y naturales, pero en un momento dado todas las cuerdas se vuelven a separar y quedan deshabitadas. Tristes se miran las cuerdas de las que oscilan cabezas, cuerpos de títeres, almas en pena, gente que no sueña aunque duerma, mas nunca duermen y tornan su vida en patética tragedia, que los espectadores juzgan con indiferencia, rimbombantes e insulsas farsas entretejiéndose por las cuerdas.

Algo pasa sus dedos sobre las cuerdas, caótica e indefinible esencia, tal vez no sea nada, pero suena…

6 comentarios:

la MaLquEridA dijo...

¿Cómo es tu cuerda Pherro?

Chafirete Ruletero dijo...

Toda retorcida y en algunos puntos parece que se rompe.
Cuídate Malque, luego nos leemos.

reptilio dijo...

esas cuaerdas, esos lazos, son los que nos mantienen en condicion de ser humanos

Chafirete Ruletero dijo...

Es lo mejor que podemos ser, Valedor.
Cuídate, que estés muy bien, luego nos leemos.

María Beatriz dijo...

Casi como una telaraña....

Saludos

Chafirete Ruletero dijo...

Así de frágil, Maribe.
Cuídate, luego nos leemos.