martes, 10 de julio de 2012

Un poco de lo que necesito cada día, para aprender a vivir


Un poco de tiempo para mirar las estrellas y no deberle nada a nadie. Unos cuantos besos para sospechar el placer. Un poco de tranquilidad para imaginar el futuro. Unas cuantas palabras para abatir la indiferencia. Un poco de temor para dominar las ansias. Un poco de ilusión para soportar la realidad. Un poco de vértigo para palpitar con la vida. Un poco de apatía para considerar otros rumbos. Un poco de violencia y odio, para establecer límites (internos y externos). Un poco de desesperación, por la perfección, para estar justo en el momento indicado. Un poco de ocio, para volver con ánimo a las obligaciones. Unas cuantas mentiras, para ejercitar la imaginación. Un poco de prisa, para complacer a los demás. Un poco de gratitud para quien da sin pedir. Un poco de resignación para vivir con lo inevitable. Un poco de pericia, (y paciencia) para adentrarse en el movimiento. Un poco de respeto, desde lo que se hace y lo que se dice. Un poco de silencio, cuando lo amerita la ocasión. Un poco de inteligencia, para cada experiencia; aunque no sepa lo que es, ni lo recuerde después. Un poco de tolerancia, para no caer en el equívoco, de que todo lo que no me agrada es repugnante. Un poco de humildad, para escuchar sinceramente a los demás. Un poco de amor, (como sea que lo entienda) para intentar ponerme en el pellejo de otra persona. Un poco de rebeldía, para dejar bien clara una postura. Un poco de desapego, para no resultar afectado por cosas imposibles. Un poco de pensar antes de hablar, para no dar consejos sin ton ni son. Un poco de autocontrol, para no quedar humillado ante los vicios. Un poco de dignidad, para que la voz de la conciencia no tenga que reclamar. Un poco de entereza, para afrontar las sensibles pérdidas. Un poco de oración, para encontrar tranquilidad. Un poco de disciplina, desde el fuero interno, para no restar en los esfuerzos comunes. Un poco de soledad, para disfrutar los ruidos y la vista, de mi pedazo de mundo. Un poco de aire puro, para morir a gusto. 

10 comentarios:

frit zio dijo...

un poco de todo no es tanto
un poco de muchas cosas siempre es posible
un poco de más no sobraría
un poco contado
un poco compartido
un poco contento

D. dijo...

Hola Pherro:

Como siempre, te brota la poesía que tiene mucho de calle. Es muy buena y me gustó.

Me hizo recordar una frase que leí, en un carro viejo: "no tengo todo lo que quiero, pero quiero todo lo que tengo".

¿La escuchaste alguna vez?

Un abrazo G. desde unos -10º

Antony Sampayo dijo...

Parece que no te falta nada, ¿eh?, je je je. Muy buena tu forma de expresarlo.
Abrazos.

reptilio dijo...

un poco de uno mismo para saber que lo superamos una vez mas

suerte camarada

aca andamos

buen fin de

María Beatriz dijo...

Aprendiendo a vivir, se nos va la vida...
Menos mal que un poco de todo, nos ayuda a seguir buscando nuestro destino.

Me gusto mucho el post!

Un beso

Pherro Chafirete Ruletero dijo...

Apreciarlo aunque parezca insignificante, frit zio.

Sí que la conozco, D.
Le he dado algunas variaciones en este y otro textos.

Al contrario Antony, por eso lo pido; más que nada, no perderlo de vista.

Pero luego se hace pesado, pues debe ser todos los días, reptilio.

Es estar inmerso en el aprendizaje y no tener siempre la plena consciencia de ello, Maribe.

Muchas gracias por sus comentarios, los aprecio de verdad; abrazo fuerte a ustedes, que estén muy bien, luego nos leemos.

Garriga dijo...

es una muy buena receta amigo, me recuerda la frase de un boxeador que se llamaba Victor Galindez que dijo: "la experiencia es el peine que te dan, cuando te quedás pelado" adios

Pherro Chafirete Ruletero dijo...

O aquella que dice: la experiencia es una linterna alumbrando el camino que vas dejando atrás.
Saludos Garriga, cuídate, luego nos leemos.

reina.momo dijo...

Un poco de desapego, para no resultar afectado por cosas imposibles. Un poco de pensar antes de hablar, para no dar consejos sin ton ni son... GENIAL!

Pherro Chafirete Ruletero dijo...

Gracias por venir a leer y comentar, reina.momo.
Cuídate, luego nos leemos.