viernes, 22 de enero de 2010

Me dormí llorando. Amanecí maldiciendo despertar; aborreciendo este nublado amanecer, con el ánimo pisoteado desde temprano, la cara sucia, ropa arrugada, humor a tristeza añeja; el café frío y a las carreras, rostros fastidiados de verme siempre igual.
Callo; las palabras se vuelven tristes en mis labios. Nada bueno que decir. Cada jornada es una mala representación de actos absurdos. Iniciar en la mañana con la facultad de dar un paso, seguido de otro, es una gran hazaña; a continuación acelerar, avanzar en línea recta, a toda velocidad, directo hacia un hoyo negro, para no regresar.
El abismo queda tan cercano, no me doy cuenta y lo traspaso con mis puños crispados, destrozados de tanto golpear el aire; ira irracional engendra acciones execrables. Vivo a mi límite, no quiero dar más. Tomo el riesgo de volver cada vez al mismo mundo.
No envidio a los pájaros. También puedo volar por encima de todo esto sin sentirme mal.
Mediocre.
No dirijo ni acato; me rio sardónicamente de los extremos; entre tantos ejemplos ninguno es atractivo, para mi. Observo sin posar la vista; escucho sin prestar atención; contesto con indiferencia incólume al desinterés de los otros; el juego se llama: aparentar. Me soslayan solapadamente. En ocasiones deseo vestirme de uniforme, formarme, detenerme, saludar, esperar la luz verde para avanzar, sacar ficha, levantar la mano, volver a formarme. A veces quisiera tener un revólver y demostrarles lo elocuente que puede ser vomitándose en sus frentes. Sólo a veces. Busco la hora de salida, con el ansia de un suicida; las seis, el mundo invade la avenida. Exhalo el humo del cigarro lentamente, quisiera dispersarme junto con la voluta de cada bocanada. Caminando por esta calle oscura parezco una luciérnaga borracha. Me quemo la lengua con la colilla del cigarro, después todo tendrá un solo gusto. Llego a casa; la encuentro vacía de almas fraternas, ausentes las risas, luces apagadas, habitaciones gélidas, deshabitadas. Detrás del muro gritos y algarabía; de este lado silencio y yo, soledad y yo, tristeza y yo. La alegría en esta morada es anacrónica. Hace más frío adentro.

11 comentarios:

Anónimo dijo...

Carnalito, nomas me gusto la imagen, soy fan de Blue Demon, si vieras mi vocho lo entenderìas, hablando de afectados, que te hizo escribir esto? reflexionando, note que tambien en mi casa hace mas frio adentro que afuera...

Igual yo necesito juntar una lana, pero espero sea pronto lo de las chelas, saludos desde chirona!!!

Taxi Driver dijo...

A veces me he sentido así. Preferia mil veces seguir dando rueda al auto, hasta caer rendida, para no sentir la casa vacia.

Escuchar el eco de las voces y las risas que se fueron para no volver.

Típico síndrome del nido vacio.....

marisa dijo...

Arriba ese ánimo, que post mas chumgo!!

Marisa dijo...

quería decir "chungo", muy triste.

Ánimo

NTQVCA dijo...

Oiga, ya no lea blogs depresivos que se le anda pegando!. Aunque no sé si lo que escribe aquí es personal, parece ser que si, a veces escribirlo hace que el alma se alivie, ya con más calma cuando lo leemos entendemos que somos muy dramaticos y necesitamos más acción que perdición.
Buen día.

Anónimo dijo...

Si fuese una dama dotada de virtudes angelicales no dudaria usted y el tenedor de libros en aceptar la conminacion.
pS. No les voy a rogar ; )
Mrs. Dalloway

maltissa dijo...

Hola Pherro, no te sientas solo. Tus letras hacen que muchos nos sintamos cerca de tí. Se echa de menos tu saludo en Guadalix.

Ave Fenice dijo...

mi pregunta es: porque tenias la cara sucia?

jaja... es broma.

Ya. Bye.

Anónimo dijo...

Como ves a la luna gruñona? como que anda menguante, bien sentidota, no ha de entender lo pobres que somos, pero pos uste que sabe de lugares en la ciudad, diganos donde!!!!

El Librero loco!!!!

anadelatienda dijo...

hola pherro!

"no es lo que me trae cansado
este camino de ahora,
no cansa
una vuelta sola

cansa estar todo un dia,
hora tras hora,
y dia tras dia,un año
y año tras año,una vida
dando vueltas a la noria"

leon felipe

me apropio dee sus palabras,para hacerlas tuyas y mias,nuestras.

besos querido pherro.

Anónimo dijo...

Y no ando menguante....eso fue la semana pasada!!!