lunes, 25 de enero de 2010

Un ser tan sencillo como singular, se traslada en Taxi. Portaba cara de mujer, sus manos colmadas de esmero, aplacando el cabello a un infante malhumorado; repasando apuntes con una adolescente en pose de femme fatale.
Ni el enojo o la indiferencia quebrantan su natural bondad, organizando los ínfimos detalles por otros omitidos, mientras se entera de infames sucesos acaecidos; pulcritud, mesura, calidez en su voz y sus maneras, dando a las palabras fuerza y ternura; atenta abarcando todo su entorno.
Este espacio ambulante quedó saturado con artificiosos aromas, encomendados a ensalzar su peculiar encanto; embelesado por su longanimidad flotamos encima del transito de la ciudad.
Su risa sencilla suaviza la tensa prisa.
Su mirada colmaba el retrovisor, distinguí sólida determinación; con afable deferencia tuvimos breve, amena e inocua charla.
Vestida como para conquistar al día; su mejor accesorio: el control de ella misma.
Mujer trabajadora, como tantas, una ovación a todas. -Aquí bajo, gracias, -a bregar en su vida, pensé yo. Miro a mí alrededor, la urbe en marcha luego de días de ocio. Prodigios rutinarios realizados por comunes ciudadanos. Curiosamente es un recuerdo persistente.

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Me pregunto si hemos quiza coincidido, algun dia de la vida en un instante de tiempo? Me reconocerias por taciturna. Quiza.
Mrs. Dalloway

Marisa dijo...

Es lo que yo digo, tiene su punto llevar a tantas personas y tan diferentes todas.

Saludos

Ave Fenice dijo...

a eso se le llama contemplar.

NTQVCA dijo...

Yo soy mala para los taxis, me comporto amable y siempre regalo sonrisa, no se porque razón siempre terminan preguntandome si soy de Michoacán, me pregunto como es la gente de allá.

PHERRO dijo...

Mrs. Dalloway: Una taciturna se bajo sin pagar; la próxima vez la arrollo.

Marissa: No podemos decir que siempre es lo mismo ¿verdad colega?

Ave Sempiterna: Yo contemplo tu brevedad.

NTQVCA: ¿Qué hay de malo en ser amable y sonreír, acaso alguna ley ordena tratar mal a los chafiretes?
¿Será que aste esta tan buena como un ate?

Anónimo dijo...

Quiero ate!!!!

Luego te cuento de cuado fui chofer de micro, te vas a reir mucho....

Saludos mi buen Cerbero!!!

Don Librero

MARCO dijo...

Haces unas descripciones que eres todo un Poeta!! un saludo.

la MaLquEridA dijo...

Acabas de describir perfectamente a una madre.


Saludos.

MARCO dijo...

Eres todo un poeta. Escribo un libro que yo lo compro seguro. UN abrazo desde españa